Desde Salamanca

Para llegar hasta Pereña, desde Salamanca, podemos optar por dos opciones: la primera es meternos en la carretera C-517 hasta Vitigudino donde nos desviaremos, a través de la carretera SA-314, que se dirige hasta Aldeadávila de la Ribera, desviándonos a la derecha 2 kilómetros antes de llegar a Masueco. Una vez en dicho cruce, únicamente tendremos que recorrer los 7 km, que nos separan de Pereña.

La segunda opción es coger la carretera SA-300 que, desde Salamanca capital, nos lleva hasta Ledesma. Desde allí, nos dirigiremos, siguiendo la carretera SA-302 hasta Trabanca. Una vez allí, cogeremos la carretera local que nos lleva hasta Villarino de los Aires. Una vez pasado recorreremos los escasos seis kilómetros que nos separan de Pereña.

Desde Zamora

Nos dirigiremos, por la carretera C-527, hacia Fermoselle. Justo antes de llegar podremos tomar dos alternativas: la primera es la que une Fermoselle con Trabanca, a través de la C-525, atravesando el valle del Tormes por un puerto bastante malo para conducir, pero espléndido en lo referente a paisajes. La segunda opción pasa por desviarnos cerca de Cibanal, por la ZA-334, hasta Almendra. Desde allí, nos dirigiremos hacia Trabanca desde donde, atravesando Villarino, llegaremos a Pereña.

Desde el Sur, vía Ciudad Rodrigo

El lugar de salida será La Fuente de San Esteban, desde donde nos dirigiremos, por la SA-313, hacia Vitigudino y desde allí, y siguiendo la SA-314, llegaremos, en dirección a Aldeadávila, hasta un cruce anterior a Masueco donde nos desviaremos a Pereña.